domingo, 12 de febrero de 2012

¿Qué es el sistema suizo?

El suizo constituye el sistema de competición más usado en el mundo para los torneos de ajedrez, tanto en las modalidades individuales como en las modalidades por equipos. Se emplea también en la petanca, bridge, damas, Scrabble, go, Magic: The Gathering, Yu-Gi-Oh!, etc. Se ha llegado a utilizar en tenis de mesa con notable eficacia. No existe inconveniente técnico para su uso en cualquier deporte o juego definido por puntos.
Gracias a sus características se ha convertido en el sistema propicio para integrar en un mismo evento a profesionales del más alto nivel con aficionados de cualquier fuerza. Desde esa perspectiva es una poderosa herramienta en la difusión del ajedrez.
En el sistema suizo es determinante la designación del rival en cada ronda, que se hace depender fundamentalmente de la puntuación en ese momento. La idea es producir un efecto de filtraje. El número total de rondas se prefija y casi siempre es relativamente reducido. Es habitual la celebración de torneos suizos con más de 100 participantes y sólo 7 o 9 rondas.
Sistema flexible, admite participaciones muy numerosas. Puede adaptarse a una menor o mayor exigencia, o a una baja o alta participación por la sencilla vía de reducir o aumentar el número de rondas o ruedas. Sin embargo, conviene tener en cuenta cierto límite si se desea, al menos, un campeón solitario; en tal caso, prescindiendo aquí de ciertas sutilezas y variantes especiales, el número de participantes impondrá cual es el número mínimo de rondas. La fórmula que rige ese número mínimo de rondas esR = logJ / log2. Ejemplo: 4 rondas, para 16 participantes; 5, para 32; 6, para 64, etc. Como puede entenderse fácilmente se trata de una potencia perfecta de 2: el número de participantes es igual a 2 elevado al número de rondas. Por supuesto, si se desea mayor fiabilidad en la clasificación final será prudente ampliar el número de rondas.
Por el contrario, cuando los promotores de un evento no buscan un solitario campeón sino más bien una confrontación limitada o una somera selección, podrán establecer un número de rondas por debajo de aquel límite mínimo. La terminología ajedrecística define estos eventos limitados como maxitorneos.
La enorme proliferación de los torneos abiertos de ajedrez rápido o relámpago (respectivamente, 15 a 60 minutos, o menos de 15 minutos, según la reglamentación de la FIDE) no es imaginable sin la técnica del sistema suizo.

HISTORIA

Se usó por primera vez en el torneo de Zúrich (junio de 1895) y de ahí su nombre. En algún texto se habla del año 1905 (Roberto Grau, Cartilla de Ajedrez, Buenos Aires). Se atribuye el sistema al Dr. Julius Müller, de Brugg. En Suiza se utilizaba en sus comienzos para la organización de torneos cortos de 4-5 rondas en 2 días. Su difusión mundial ha sido inicialmente lenta, primero en países de habla inglesa (Estados Unidos, Canadá, Reino Unido), aunque es hoy el sistema dominante en todo tipo de torneos, en especial en los de carácter abierto.
Cobra un fuerte impulso sólo a partir de su arraigo y refinamiento en los Estados Unidos de América. El sistema suizo es utilizado en el Campeonato Open de Estados Unidos en 1947, aunque se probó el año anterior en la Fase Preliminar de esa competición, o en 1942 en el Campeonato de Texas y en 1943 en el Campeonato de Pennsylvania. Inmediatamente es acogido en otros países, especialmente en Europa occidental - en Inglaterra, desde 1949 -, aunque en España el primer Campeonato nacional de la Federación Española de Ajedrez por este sistema fue en 1968. Durante muchos años ha sido visto con reticencia en la antigua Unión Soviética y en otros países de su influencia, especialmente para la realización de competiciones oficiales, en las que se aplicaba preferentemente el sistema liga o round-robin.
La inmensa mayoría de los torneos por sistema suizo se suelen organizar a la distancia de 6 a 9 rondas, sin descartar los de un número inferior o superior. En Estados Unidos es muy habitual el formato de 6 rondas en fin de semana (una ronda, el viernes; tres, el sábado; dos, el domingo).   

PRINCIPIO DE FUNCIONAMIENTO

En un torneo por sistema suizo se persigue clasificar a todos los participantes según su respectiva actuación, mediante un ordenado procedimiento de filtración a lo largo de un número de rondas o encuentros. El principio básico de funcionamiento consiste en enfrentar a cada competidor con un oponente de su misma puntuación en cada ronda. Si no es posible asignar un oponente de su misma puntuación se le buscará alguien que tenga la puntuación más cercana. Naturalmente esa búsqueda se realiza según reglas objetivas, sin dejar margen a factores arbitrarios.
Cada ronda que se añade va tamizando en el torneo la fuerza deportiva de los jugadores, cuyo nivel lo mide su respectiva puntuación. Sin embargo, aunque dos jugadores puedan parecer provisionalmente iguales, a causa de su igual puntuación, la confrontación entre ellos en una nueva ronda constituye una oportunidad acumulada para discriminar las fuerzas y refinar las medidas.
El siguiente ejemplo puede ilustrar de manera elemental el funcionamiento de un torneo por sistema suizo. Se trata de 64 participantes, a la distancia de seis rondas y, a los efectos de nuestro ejemplo, damos por supuesto que no se producen empates y que nadie se retira del torneo (no son los casos reales en el ajedrez

RONDA     1ª       2ª       3ª       4ª       5ª       6ª           Puntuación
  ----------------------------------------------------------          ----------
  Nº de jugadores por cada grupo de puntuación
  64 ----> 32 ----> 16 ---->  8 ---->  4 ---->  2 ---->  1   ......   0 derrotas
           32 ----> 32 ----> 24 ----> 16 ----> 10 ---->  6   ......   1    "
                    16 ----> 24 ----> 24 ----> 20 ----> 15   ......   2    "
                              8 ----> 16 ----> 20 ----> 20   ......   3    "
                                       4 ----> 10 ----> 15   ......   4    "
                                                2 ---->  6   ......   5    "
                                                         1   ......   6    "
Cada línea indica cómo se distribuyen los participantes según su nivel de puntuación y según la ronda. Tras la primera ronda es obvio que habrá 32 ganadores y, correlativamente, 32 perdedores. Al emparejar entre sí, en la ronda 2ª, a los 32 ganadores, sólo 16 entre ellos seguirán imbatidos. Y así sucesivamente.
Con el ejemplo de arriba resulta más fácil comprender que el sistema suizo tiene una base común con el sistema Copa, K.O. o por eliminatorias; su gran ventaja es que no resulta necesario eliminar a ningún participante -se trate de un jugador individual o de un equipo-: todos son clasificados, tras disputar todas las rondas. Y esa clasificación es considerablemente más matizada que en el sistema Copa.
A lo largo del torneo este principio de funcionamiento va produciendo un efecto de filtrado. Tras cada ronda se va diferenciando con mayor finura la fuerza de los participantes, principalmente porque se incrementan los grupos de puntuación (0, 0.5, 1, 1.5, 2,..., R).
La clasificación de los participantes tiende a distribuirse según el modelo de una Campana de Gauss.



Realizado por : Antonio Jesús Pérez Lozano y Jose Manuel Cañadas Rueda.

1 comentario: